HOMESCHOOL CON POCO PRESUPUESTO





Pensé en   hacer un facebook live para platicar de esto, pero es algo que por el momento no puedo hacer hasta que mis hijos vuelvan a tener vacaciones porque entre las clases que vemos en las mañanas, toda nuestra rutina del día y las horas que pasamos en sus clases de música se me va el día.

Y aunque intenté grabar mientras ellos hacían sus actividades me demandaban mucho y decían que no les hacía caso 😊 y prefiero concentrarme en ellos.

Este tema es algo que he intentado escribir muchas veces, pero me detuve pensando en que tal vez expondría la  economía de mi hogar y también me llegaban pensamientos de que no era un tema relevante para las familias que hacían homeschool pues no se encontraban en una situación así.

Pero comenté en mi pagina de facebook que podría hacer un live de esto y vi que muchos se interesaron.

Hay muchas cosas prácticas  para hacer un homeschool con poco presupuesto y quiero compartir algunas de ellas que  a mi  me han servido mucho.

1- Buscar material y recursos que tenemos ya en casa y en base a estos planear.
Cuando la gente empieza homeschool lo primero que hace es buscar en Internet y en estos tiempos salen cientos de páginas, currículum, material, cursos etc. y muchas recomendaciones. Esto me parece excelente ya que cuando nosotros empezamos no había tantas opciones como ahora, si querías un currículum en español solo lo Cristianos tenían una opción, no había cursos on line, charlas informativas de homeschool , curriculum con VALIDACIÓN en español, venta de material especial para homeschool, libros escritos por madres de México etc. Así que nos tuvimos que adaptar con los recursos que yo iba encontrando, pensaba en cómo adaptarlos y trabajarlos en casa.

De las primeras cosas que hice fue sacar los libros de literatura y enciclopedias, cuadernos y libros de la escuela de los niños, material sensorial y todo lo que tenía en mi propia casa y con esto fue suficiente para empezar.
Leíamos juntos, observaban enciclopedias, recortábamos de sus antiguos libros de texto y trabajaba con más esmero cosas como rompe cabezas, material sensorial, moldes, masitas y todo lo que regularmente le compraba a mis hijos, solo que ahora le daba a todo un sentido pedagógico en serio.




2- Recursos gratis en internet como: libros, cursos, manualidades e idiomas.
El trabajo que muchas mamás en México están haciendo para poder proporcionar material, libros y otras cosas a las familias que hacen homeschool es maravilloso, yo misma estoy haciendo mi aporte y esto mismo ayuda a que podamos seguir haciendo homeschool y no salir a trabajar fuera de casa.

Pero se que aveces no estamos en una situación de poder gastar más de un presupuesto. Yo por ejemplo prefiero invertir en las clases de música de mis  cuatro hijos y todos los gastos que esto implica, así como en cursos específicos de las cosas que a ellos les gustan, les sirven y tienen ya muy en claro que se dedicaran en su vida a gastar en un currículum con validación ya que esto lo puedo hacer por medio del INEA y como la validación año con año no fue algo que me preocupara cuando inicié homeschool ( y no había opción para validar así en México) ni mucho menos ahora después de tantos años pues no es algo que necesite mi familia ni está en nuestros planes. Pero cada familia tiene su propio plan de vida y poder validar les da seguridad en sus planes y los ayuda a alcanzar sus metas establecidas.
Así que los recursos gratuitos que son miles en internet son una excelente opción para los que tenemos un presupuesto ajustado o preferimos invertir en otras cosas. Solo es cuestión de sumergirse un rato por internet para poder investigar de: cursos de dibujo, tejido, idiomas, libros, cursos etc. Si pasaremos largas horas investigando pero  al no poder invertir en comprar algo ya hecho y organizado, tenemos que invertir en tiempo.





3- Libros usados, material de escuelas y bazares.
Esta es una excelente opción para hacernos de un gran acervo de libros, para nosotros los libros son la base de nuestro programa de estudios desde hace 8 años y al querer leer mucho y no poder costear tantos libros nuevos, los libros usados nos han ayudado mucho a nuestra economía.
Hay muchos lugares donde venden libros usados normalmente en el centro de cada ciudad hay negocios un tanto escondidos que guardan magia en su interior 😊, a mi hija mayor y a mi nos encanta sumergirnos entre páginas amarillas, polvo y olor exquisito a vainilla que despiden los libros antiguos, en estos lugares hemos encontrado grandes tesoros.
Cuando mis hijos estaban pequeños necesite mesitas y sillitas, muebles para almacenar y material Montessori. Fue de gran ayuda buscar en sitios de venta por internet y bazares ya que ahí encontré por un precio muy accesible todo lo que necesitaba, hay muchas escuelitas que venden su material usado o que quitan incluso sus escuelas y rematan todo, yo recomiendo mucho adquirir cosas así, esto ayuda mucho al homeschool con poco presupuesto.




4- Libros de trabajo, maquetas y material en papelerías grandes.
Muchos de los primeros libros de lectura de mis hijos los conseguimos en estas papelerías, manejan precios mucho más accesibles que en algunas librerías y se encuentran cuentos clásicos muy bonitos para ir inculcando en los más pequeños el hábito de la lectura.
A uno de mis hijos le encanta armar maquetas de papel y aquí las conseguía por mayoreo, al igual que las hojas, lápices, plastilina y otros materiales que usamos bastante cuando hacemos homeschool. Cuando mis hijos eran más pequeños y usábamos más todo esto iba dos veces al año a surtirme y así evitaba andar comprando por menudeo, saliendo de casa a cada rato y gastando de más.

En este tipo de papelerías actualmente se consiguen materiales tipo Montessori padrisimos.
Otra cosa que se consigue en estas papelerías son libros de texto muy sencillos y económicos que nos ayudan a complementar nuestro homeschool independientemente del programa de estudio que llevemos como: cuadernos de caligrafía, matemáticas, inglés, grafomotricidad etc. Yo adquiría estos libros económicos en vez de caros libros de texto que están hechos para escuelas y obtenía el resultado que yo estaba buscando sin gastar de más.



5-Reciclar lo que tenemos en casa y hacer material casero.
Una de las  primeras mamás de homeschool que conocí me dijo muchas cosas que no  entendía del todo en ese tiempo pero  procese las cosas y hasta que las fui experimentando me di cuenta de la razón que  tenía. Una de las tantas cosas era que los niños reciclaban todo lo que llegaba a la casa, desde un pedazo de tela hasta una caja de cartón y que no tenía que gastar mucho en material ya que todo salía de su misma casa.
Cuando mis hijos comenzaron a crecer y se peleaban por las cajas de galletas, botes de leche, latas etc  para crear algo con ellas pude ver que no es necesario invertir mucho en materiales especiales, porque la creatividad que comienza a surgir en los homeschoolers es demasiada.

Todo se puede reciclar en casa, ayudamos al planeta y de paso a nuestro presupuesto del homeschool. Otra cosa es preparar material en casa como: resistol, plastilina casera, masas, pintura vegetal etc. Con la tecnología tenemos al alcance todo tipo de recetas, yo preparé muchas cosas para mis pequeños y ahora que crecieron ellos mismos preparan sus cosas y eso me da mucha alegría, ver que no se limitan a hacer algo hasta que su mamita les compre el material ya que ellos mismos son capaces de adaptarse con lo que tienen, investigar y prepararlo.




7- Ofertas un mes después del inicio de clases 
Un mes después de que los niños entran a clases si te das una vuelta por distintas papelerías o supermercados podrás ver la cantidad de cosas que hay en oferta, desde cuadernos, lápices, hojas, material didáctico e infinidad de cosas que las familias de homeschool podemos aprovechar. Tenemos muchas ventajas con los descuentos ya que no necesitamos iniciar el ciclo escolar tal cual es en las escuelas ni necesitamos las cosas para una fecha específica, yo en lo personal inicio mis ciclos en Enero y he podido aprovechar todas las ofertas que me encuentro, incluso museos o paseos culturales, hoteles etc todo esta en oferta poco después que inician las clases.



8- Tiendas de todo en un dólar.
Aquí en México no es un dólar exactamente pero tenemos de este tipo de tiendas y hay cosas a muy buen precio, yo he conseguido material como cintas, plumones, carpetas, foami a mejor precio que en otros lugares, incluso cuando hacía Montessori con mi hijos pequeños, aquí compraba charolas para sus actividades, trastes, vasijas, bowls,  pinzas, cosas para conteos etc sin gastar miles de pesos en material Montessoriano.




9- Minimalismo- Austeridad, vivir con lo esencial .
San Francisco de Asís decía: "Pocas cosas necesito y las que necesito las necesito poco".
Si todas las personas fuéramos educadas para tener una vida simple muchas preocupaciones  y estrés se iría de nuestras vidas.
Cuando hacemos homeschool la mentalidad de los padres cambia, es un llamado de Dios a vivir una vida distinta, fuera de lo "normal" y común para la sociedad, así que este "alejamiento" a lo mundana mente común, nos ayuda a crecer espiritualmente, la vida toma otro sentido, otro ritmo y Dios nos empieza a mostrar muchas cosas ahora que estamos "alejados".
Muchas personas pueden ya tener la idea de esto cuando inician homeschool otras lo vamos descubriendo, yo descubrí esto algunos años después de que inicié homeschool y es lo mejor que nos ha sucedido.
 Nosotros somos creyentes así que el minimalismo como muchos lo podrían entender no cuadra en muchos aspectos como en la familia abierta a la vida, pero muchas otras cosas de las ventajas de vivir la VIRTUD DE LA AUSTERIDAD, encajan a la perfección con el homeschool.
Podría hablar de mil cosas del minimalismo, pero aquí sólo citaré algunas cosas.




"Cuando tienes un pensamiento minimalista en tu homeschool"

1- La ropa y estrenar cada fiesta o temporada deja de ser esencial y el dinero que se gastaba en esto tan superfluo e innecesario pasa a destinarse a cosas más importantes ahora que educamos en casa como: LIBROS, cursos extracurriculares y lo que nuestros hijos necesitan para su educación.
Tener un uniforme, una cápsula de ropa, muy pocas prendas combinables, y solo dos pares de zapatos, son aspectos  del minimalismo básicos, te invito a buscar el google de todo esto, después escribiré  mas de este tema.

2- Fiestas y convivios. El tiempo para hacer homeschool es muy importante y lo que podemos invertir en tiempo y dinero para hacer cenas, fiestas y demás compromisos sociales por quedar bien con otros son innecesarios alguien que quiere vivir la virtud de la AUSTERIDAD en su homeschool se limita o simplemente aleja de todo esto.

3- Vacaciones. Las vacaciones se convierten al igual que todo nuestro mundo en momentos para aprender algo nuevo, así que esas vacaciones de " todo incluido" recostados en un camastro, pasan a ser irrelevantes para un homeschooler minimalista, pues las oportunidades para vacacionar pueden ser momentos de aprendizaje, museos, excursiones, zoológicos, monumentos y todo lo que sea turismo cultural y no simple ocio y comilonas.
 Una vez fuimos a Guanajuato y a pesar de que se veía atractivo gastar en un restaurante, compramos unas tortas típicas de ahí " Guacamayas" y subimos al monumento del pípila caminando y comiendo nuestra Guacamaya, es un momento que todos recordaremos siempre y que nos encantó, lo disfrutamos al máximo.
Mil ideas podemos hacer para vacacionar con poco presupuesto, cómo acampar en un lago, balneario, bosque y mucho más.

4- Material de homeschool. Es verdad que los libros no es algo de lo que se prescinde en casa pero somo seis personas y aunque acostumbramos a tener libros electrónicos un 50% el otro 50%  está físico pero todo lo demás como cuadernos, colores, plumones, cartulinas etc está limitado y muchas cosas solo se compran cuando se planean con tiempo y se necesitan.
Conozco familias de homeschool que compran curriculums distintos, libros, material lúdico y acumulan simplemente para al final darse cuenta que no son acordes a su manera de aprender y que no les sirven, yo misma compré un programa que no utilicé más que unos meses e infinidad de material solo porque era LÚDICO y podía "servirme" por eso es tan importante la des-escolarización para darte el tiempo de conocerte y conocer a tus hijos.

Con el tiempo decidimos solo tener una bonita carpeta con hojas rayadas para todo trabajo escrito de la materia que fuera, sus libros de apoyo y lectura y una carpeta con micas para guardar dibujos, mapas, ilustraciones etc. Tenemos aún algún material Montessori de matemáticas, una caja con juegos educativos y un par de cajas con material de pintura, tejido y costura ( voy a tomar fotos de cómo acomodamos nuestro homeschool minimalista)

10- Tiempo de charlas, juegos, caminatas, exploración. He escuchado a muchas gente decir que no salen porque no tienen dinero, pero nada nos cuesta salir a caminar con nuestros hijos por un sendero en un bosque o parque e ir observando la naturaleza, recostarse en el pasto a leer un buen libro y llevar un picnic hecho en casa, divertirse con juegos de mesa, salir a patinar, andar en bicicleta y tantas cosas que podemos hacer, esto también es parte del homeschool y con un poquito de imaginación podemos pasar momentos muy agradables.
 No todo es comer en restaurantes caros o ir por un helado gourmet,  pagar los mil juegos que ofrecen en los parques, ni andar comprando todo lo que vemos a cada paso, por eso es tan importante formar la voluntad de nuestros hijos y poner el ejemplo.
Los mejores momentos que pasamos de recreación son cuando salimos a andar en patines o bici, jugamos voley ball o simplemente caminamos y platicamos de la vida.

Como ves hacer homeschool no es de gente con mucho dinero, en resumen;

-Todos podemos adaptarnos
-Recortar gastos superfluos para aprovechar estos recursos en la educación de nuestros hijos
- Tener una vida mas austera
- Aprovechar ofertas y material de segunda mano, recursos gratuitos y reciclar
-Hacer salidas recreativas y culturales sin gastar mucho con un poco de imaginación

Yo se que algunas veces no se puede invertir ni en un par de libros, pero también sé que muchas veces no se puede invertir en libros porque tenemos nuestros gastos e intereses en otros lados, ahora que haces homeschool debes pensar en que usas el dinero que Dios te manda a través de tu trabajo en: Ropa de marca y a la moda, 30 pares de zapatos, convivios y mas convivios con mil compadres, restaurantes, vicios, cablevisión y aparatos de última tecnología, partidos de fut- ball, muebles caros etc  cada quien sabe en qué gasta, pero yo los invito a reflexionar y poner sus recursos en tiempo y dinero en lo que ahora es la PRIORIDAD, la educación y formación de sus hijos en CASA.

Love homeschool💗